Emprender sin propósito está cojo. Historias de Cambio con Cristina López

Hola, gracias por leer esto.

Sabes que llevo cierto tiempo dando difusión a personas que han dado pasos en su desarrollo, desarrollo personal o desarrollo profesional aunque uno no vaya sin el otro. Creo que todas las personas podemos hacer una aportación y tenemos por lo menos un talento que nos hace singulares. Puede ser que tú te plantees que tal vez no tienes ninguno, si es así que sepas que te equivocas;). Todos tenemos un talento o llámale potencial o habilidad, o como quieras.

Lo que nos sucede es que tal vez no miramos con cariño nuestro talento o no está en un contexto en el que pueda salir a la luz

Cristina López, de Mente Emprendedora, tiene muchos talentos pero uno es especialmente interesante para todos aquellos que quieren brillar.

Cristina apoya a emprendedores y empresarios a hacer de su talento una fuente de ingresos que les permita vivir bien de lo que aman, porque como ella dice

“con la pasión sólo no basta”

Comparto la historia de Cristina, dónde nos cuenta su particular forma de entender el emprendimiento, el propósito y los negocios. Seguro que te encantará.

Te animo a compartir y dejar tus comentarios.

Para acceder rápidamente:

4:00. Emprender sin propósito está cojo

09:00 Con la pasión no basta

14:00 Nos falta método

17:00 Saber y hacer

18:00 Enfrentar un mal día

20:00 Mantener el foco

21:00 Siempre he tenido mentores

Te animo a compartir este artículo si crees que puede ayudar.

Un fuerte abrazo

 

Toni

Aveces escribo cartas…

A veces escribo cartas para no sentirme atado,

para no aferrarme a remilgos que yo quisiera abolidos de mi vida.

De mi vida.

 

Hola

Si compartimos generación, tal vez recuerdes esta canción de “El último de la fila”, un grupo formado por Manolo García y Quimi Portet hace algunos años 😉.

Hoy no sé porque me he acordado de ella, será porque soplan vientos de cambio, tiempos en los que cada uno de nosotros, desde su mirar, ve y se da cuenta que hay una barbaridad de cosas que ya no son las que eran, nuestras formas de relacionarnos, de trabajar, de dinámicas en nosotros mismos y en nuestras familias que ya no van. Muchos los denominan tiempos V.U.C.A.

Algunos siguen funcionando como siempre, como si nada hubiera cambiado y les parece que “eso” no va con ellos; llámale inconsciencia, ignorancia, ceguera o miedo, pero ahí siguen. Replicando formas ya antiguas, mostrando que su software mental se ha quedado obsoleto, y cuanto más siguen en sus posiciones, menos funciona y más siguen y más se tensan, hasta que su particular sistema, se rompe.

A mi llegan los efectos colaterales, a saber: “noto que se escapan cosas”, “antes la gente era más fiable”, “he dirigido equipos toda la vida y mi estilo funcionaba y ahora no”, “siempre lo hemos hecho así (esta es terrible)”, “esta gente (los jóvenes) no sabe lo que es el esfuerzo”, “mi jefe no se da cuenta que esto tiene que cambiar”, “ o nos subimos al carro o nos quedamos fuera”. Estas son algunas de las expresiones que seguro te suenan, te invito a compartir las tuyas propias.

También está, quién siente que necesita evolucionar y no sabe cómo; un sentimiento íntimo que les llama a una transición, una idea que ronda por la cabeza y ya no descansa, pero aún no encuentra la forma de darle forma.

Paras estos decirles que hay un camino. Por eso me acordé hoy de esta canción. El camino pasa por no aferrarse, soltar esas formas antiguas y abrirse a lo nuevo. ¡Qué fácil decirlo!,¿verdad? Si, es fácil decirlo, pero se puede hacer, somos muchos los que estamos en ese camino, y si miras a tu alrededor, ya son muchos los que lo han transitado.

Desde mi humilde punto de vista, esto tiene que ver con disponerse a hacer dos cosas, la primera es conectar con aquello que es esencial en tí, tu sentido de propósito, de contribución, lo que puedes tu aportar y lo segundo y no menos importante, es qué forma le das a ese propósito que tenga sentido para ti; puede ser la forma de una nueva profesión, puede ser un voluntariado o tal vez empezar a no aferrarte a remilgos que quisieras abolidos.

Sea como sea, creo que este momento social, esta época convulsa y apasionante que nos ha tocado vivir, nos mira de frente y nos interpela a tomar acción con nosotros mismos y a mudar la piel.

Aunque muchos lo viven como dice la canción desde Quién pudiese ingerir un fármaco precioso..., lo cierto es que, para este camino no es tan fácil como eso, no existen atajos aunque si guías.

Me gustaría saber qué piensas, déjame un comentario y hablamos y si crees que esto puede ser útil para otros, compártelo.

 

Un abrazo

Toni

Pd. Te dejo la canción https://www.youtube.com/watch?v=20aZL-sf-rM

Mantener el foco. Historias de Cambio con David Alonso

Hoy te comparto la entrevista que le hice a David Alonso, de Coaching por Valores. David tiene una historia preciosa de crecimiento personal y profesional. Hoy es un referente en España sobre el trabajo con los valores y su importancia en nuestras vidas. Su trabajo apoya a personas a vivir de una forma más plena y coherente con sus valores.Te invito a ver la entrevista y si quieres ir a lugares específicos te dejo algunas pistas

2:20 Mi llamada

3:20 Pedir ayuda

5:30 Quería algo distinto. Recomiendo tembién un post que publiqué con este asunto

6:00 Por dónde empiezo

9:00 Dejar mi trabajo

12:30 Coaching por Valores

18:00 Superar los malos momentos

20:00 Cuidar tu entorno y crear mi equipo

22:00 Buscar ayuda. Un mentor

26:00 Errores y momentos dificiles. Revisa si te apetece esta lectura

28:30 Mi sueño

Recuerda que puedes encontrar a David en https://coachingxvalores.com/

Un saludo y nos vemos en breve.

Si te interesa este tema no dudes en investigar, puedes contactar conmigo respondiendo a este correo.

 

Toni